Saltar al contenido.

Ecos del viento

No le desempolvé de un libro…. es un simple pensamiento.

Una sensación de libertad, de no intentar ser siempre el primero.

De ir en busca de sueños, de vivir este momento.

De no gastar valiosos minutos a la espera… al acecho.

No le he sacado de un libro, es algo que nació sin querer aquí adentro.

Aquí a donde los cirros enamoran al mar… donde el crepúsculo pinta lienzos.

Donde las caracolas dormitan en silencio, donde el faro rojo se mantiene despierto.

No le tomé de esas historias de mis abuelos, es una sensación de expresar lo que pienso.

De despertar y ser feliz en cada tropiezo, en cada éxito.

De escuchar al viento, de enviarle a la luna mis versos.

De amar a la mujer, de conquistarle con hechos y pocos besos.

Aquí donde el sol se desvanece, donde las olas son su lecho.

He plantado la bandera blanca, en este mundo palabras sacras.

Cuando la palmera se haya marchitado…

Cuando se desmorone la roca. —Mucho tiempo.

Cuando a los radiantes monarcas se los lleve el viento, como hojas en el polvo:

Entonces; mil arcas llevarán por todos los diluvios Mi palabra:

¡Y así persistirá!

<> W. Reich

Autho®️ Angel <<J>> Voset

Photography by Saatchi art, Artem Rhads

3 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: