Skip to content

Cruz de madera

Mis pies se arrodillan, mi plegaria… un trago amargo de ausencia… este poema emergente de las sombras.

Deseando no vivir dentro de una botella, ser arrojado al mar… hecharle a la suerte entre las olas.

Con esperanza de no dejarle a la deriva, de lanzar al cielo sus letras, cada rima junto a las diminutas estrellas.

Por si acaso al infinito tu mirada observa, si en una noche desolada caminas… recuerdas, el momento en que la pasión fue nuestra.

Cada verso con el corazón… arropado, con el calor de luna llena.

Cada frase enmarcada con los besos que hoy están sin rumbo, sin lugar para protegerse de la inclemencia.

Alma mía, mi plegaria para que no sufras, para que nadie te pague con la misma moneda.

Ante esta cruz inmóvil, que se aferra a un oxidado clavo… a este árbol que el otoño desnuda de hoja en hoja.

Con el viento que sopla, con el sol inmerso en melancolía… con el invierno tocando la puerta.

The walls we build to protect our hearts from pain and sadness, can also be preventing us from finding love and happiness.

Es de sabios nacer dos veces, la primera a través del vientre… la segunda después de nuestros errores.

Author Angel Voset, ACG. Photography by Pinterest and http://www.contioutra.com

10 Comments »

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: