Skip to content

El cambio

Totalmente desprevenidos Entramos en el atardecer de la vida, lo peor de todo es que… nos adentramos en el, con falsa presunción de que nuestras verdades e ideales, nos servirán para entonces.

Pero no podemos vivir el atardecer de la vida, con el mismo programa que en la mañana, pues lo que en la mañana era mucho… en el atardecer será muy poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso.

Nos consumimos pensando que la idea del éxito, se baza en cuantas cosas se pueden llegar a conseguir… por lo tanto comenzamos a competir con aquel que intenta arrebatar lo que tenemos.

Se comienza con los juguetes Y después con las posiciones… empezamos a imaginar que entre más tienes más eres, y entonces el ego nos enseña que estamos separados de Dios, sin saber que… No atraemos lo que queremos, sino aquello que somos.

A medida que nos encaminamos al atardecer de la vida, seguimos directrices del ego, esas que aprendimos en el amanecer de la vida… esas que se basan en intentar siempre ser mejores que otros, así terminamos viviendo una mentira.

El sentido de la vida se trata de regresar a esos nueve meses, desde la concepción hasta el momento del nacimiento.

Tenemos que llegar algún lugar a donde podamos rendirnos… y tener la certeza de que no estamos solos, de que tenemos una naturaleza y que podemos confiar en ella.

No se trata de algo con lo que siempre tengamos que luchar, de lo que siempre tengamos que estar a cargo; piensa en ello de esa forma… déjate llevar, en lugar de intentar controlarlo todo.

Cuando actúas a partir de la única parte que es auténtica… la felicidad es la respuesta.

Todo tiene su razón de ser, es como una especie de llamado interior, pero cuando te apegas a las cosas; acabas perdiendo a tu ser y no obtienes el cambio.

Cuando los grandes pensadores hablan de la unión con Dios, siempre surge esta idea:

Estar en silencio, cuando todo el mundo duerme y no hay distracciones, es cuando estás solo con la fuente… es el momento en que estás más cerca de ella.

Estar solo con la fuente no es solamente sentirse bien, se trata de una nueva conciencia de tu propia divinidad y de lo que eres capaz de lograr.

Todo consiste en regresar al lugar de donde provenimos, y entonces dejar de explorar para conocer por primera vez… ese sitio.

Lo que intento decir es que llegas a un lugar en la vida. Un momento, donde te empieza a guiar algo… que es mucho mayor que tú, y que da sentido a la vida.

“Querido Wayne Dyer, no mueras con la música que llevas por dentro “

drwaynedyer.com

<> Author Wayne W. Dyer|The shift |El cambio

<> Angel <<J>> Voset

<> Photography Wayne Dr. and Ramsay Richard/Books and art

<> Pinterest

6 Comments »

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: