Saltar al contenido.

Mirad mis huellas

Ved aquí; corriente serpentina arrastrando hojas. Suavizando laderas.

¡Además tú … río de vida! Alejado de aquellas ciudadelas.

Distante de malignos. De maleficios a seres de almas buenas.

Y ved aquí; infinidad de historias saben estas veredas, tantas cosas —Sin pensar contarían.

¡Hay… si yo pudiese hablar con ellas!

Observad también aquí mi cabellera, viento intentando en cada soplido; revivir ramas secas.

¡Mirad mis huellas. También allá arriba! regocijo de enredaderas; de nubes viajeras.

Y ved al sur; presurosa tormenta en el horizonte que se decolora.

Al mismo tiempo, alrededor de mí… tambaleante —Verdosa hierba.

Quietud, musgoso rostro sobre inmóviles rocas.

¡Y ved aquí! Bosque silencioso, mis delgados dedos. Humeantes montañas.

Fusión viviente entre un suspiro y un remolino de niebla.

Emoción de hermandad. Este sentimiento:

—Soy parte de este río de vida, además de arboledas generosas.

Sin embargo; ved aquí mis huellas lodosas. La corriente no tendrá piedad ni clemencia.


Autho®️ Angel <<J>> Voset


Photography by Pixabay.com

6 Comentarios »

Responder a Angel Voset Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: