Saltar al contenido.

Melancolía

No sé si es llanto o el inicio de un éxtasis para recordar: sólo sé —Que hay una oportunidad. Poeta Y ahora eremita , ¿sigue siendo pronto? Ya tengo trece gusanos completos, además de otros imperfectos o de menor tamaño, pero qué valdrán para los pececillos; no cubren todo el anzuelo. Los gusanos de la ciudad son demasiado largos; un pez plateado podría comerse uno sin dar con la punta del anzuelo. Eremita. Está bien. ¿Vamos al río Concord? Es un buen sitio si no hay demasiado caudal.

Al pensar Nos ponemos con sensatez a nuestro lado. Y por un esfuerzo consciente del espíritu Podemos permanecer a distancia de las acciones y sus consecuencias, y todas las cosas, buenas y malas, pasarán junto a nosotros como un torrente. No estamos implicados por completo en la naturaleza. Puedo ser el leño arrastrado por la corriente o Indra, que lo mira desde el cielo. Puede afectarme un espectáculo teatral, pero puede no afectarme un hecho real que parezca concernirme en mayor medida. Sólo me conozco a mí mismo como una entidad humana, la escena, por así decirlo, de pensamientos y afectos, y soy consciente de cierta duplicidad por la que permanezco tan lejos de mí mismo como de otro. Por intensa que sea mi experiencia, soy consciente de la presencia y de la crítica de una parte de mi ser, la cual, digámoslo así, no es parte de mí, sino un espectador que no comparte la experiencia, pero toma nota de ella, y que no es más yo que tú. Cuando acaba la obra, que acaso es la tragedia, de la vida, el espectador sigue su camino. En lo que le concierne, era una especie de ficción, un mero producto de la imaginación. Esta duplicidad nos convierte a veces, fácilmente, en pobres vecinos y amigos.


Había un pastor que mantenía

Tan elevados sus pensamientos

Como los montes donde sus rebaños

Le alimentaban sin cesar

¿Qué deberíamos pensar de la vida del pastor Si sus rebaños siempre vagaran en pastos más elevados que sus pensamientos?


Los hombres dicen que saben muchas cosas; pero mirad, han tomado alas: Las artes y ciencias Y mil accesorios; El viento que sopla… es cuanto llegan a conocer.

—Henry David Thoreau

Autho®️ ©️ Henry David Thoreau ( 1817- 1862) [Walden]

Amor Y Desilusión —Angel <<J>> Voset

Photography and painting by fine art America. HD wallpapers

4 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: