Saltar al contenido.

Rama seca

Destinado fui a escribirte un poema:

Si algún día vienes a esta laguna

No olvides bajar la mirada… recoger moras.

Son dulces como las uvas.

Se desperdician cuando maduran.


Si el viento te trae hacia mis veredas

A donde el gorrión anida.

Trepa a ese árbol de hojas verdosas

A tus huesos de vegetales —Alimenta.


No sostengas tus manos, tu cuerpo de una rama seca

Podrías de momento caer con ella.

Y si nadie por aquí merodea;

Anocheciéndose, podría atraparte la luna.


Mila: aquí las moras —Dulces como ciruelas.

Nunca sedientas. Su sed calma la lluvia.

El sol —Cantares de pájaros están con ellas.

También ahora, nacientes palabras de mi boca.


Si mañana te sientes sola. Lee este poema.

¡Ven a esta laguna! Trepa árboles de mora.

Embriaga sin cesar tu lengua.

—No te sostengas de una rama seca.

De lenguas brotan demonios y seres celestiales.
Por culpa de ellos: empobrecen o enriquecen los hombres.


Mientras las voces de los niños
Se escuchen en el prado,
Y la risa se escuche en la colina.
Mi corazón descansa en mi pecho
Y todo cuanto hay está tranquilo.
W. B [71]

Autho®️ ©️ Angel <<J>> Voset

Photography by fineArtamerica and pixabay

8 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: