Saltar al contenido.

Con la primavera


Llora una rosa, lágrimas sin azúcar

En medio de un libro… como río al vacío.

Aquella que guardé entre letras

Sílabas y puntos suspensivos.


Llora y no sé que hacer con eso,

duele aquí adentro.

Su llanto… un completo martirio,

de su dolor —mi sufrimiento.


Entre palabras que enmudecieron

Que no entienden lo sucedido.

A la mitad de un libro…

entre miradas de versos, en quietud y frío.


En silencio, entre dos historias

Que se van borrando con el tiempo.

Llora una rosa sin consuelo… por tu adiós

Entre dos páginas a cada momento.


Con la primavera Un mar de lágrimas

En medio de un libro que aún conservo

Aún junto a mi pecho.


A veces escucho cuatro o cinco sonidos, no eres tú. Es el bosque, casualmente su peculiar zumbido, como el de una mosca atrapada en una telaraña.

—H.D.T


LA ROSA ENFERMA

¡Hay Rosa, estás enferma!

El gusano invisible

que vuela en la noche,

entre el aullar de la tormenta,

Ha encontrado tu lecho

de carmín alegre:

Y su amor oscuro y secreto

en verdad destruye tu vida.

— [127- WB]


A veces escucho sonidos Cuatro o cinco a la vez en diferentes partes del bosque, casualmente un acorde tras otro, y tan cerca de mí que no sólo distingo el cloqueo tras cada nota. Sino a menudo su peculiar zumbido, como una mosca atrapada en una telaraña.


Autho®️ ©️Angel <<J>> Voset

Photography by Pinterest and pixabay

13 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: