Skip to content

Hija mía


En verdad es triste la noche cuando calla y con ella mi voz:

Hija mía si algún día te enamoras,

no te olvides de Dios…

del tiempo que es corto,

del perdón para no vivir con dolor.

Del verdadero amor, del incondicional…

del que se entrega humilde con el corazón.

De lo fuerte que eres para sobreponerte

Cada día y ser mejor.

—Hija mía… si decides a tu viaje emprender,

no te olvides de mí, de los brazos que te arrullaron

por primera vez. Del color de tu piel…

de las raíces que te han visto nacer y crecer.

—Hija mía, si alguna día te enamoras

No te olvides de vivir… de ser tú misma,

sonreír, de continuar después de caer.

De amar, de dar sin esperar recibir.

De hacer realidad lo que deseas tener.

Y caminar con seguridad…

con certeza de saber que a donde vayas;

A donde tú estés, ahí estaré.


<><><> Video <><><> poema <><><>



No ensalzar a las personas

evita la envidia.

No sobrestimar objetos

Evita el robo.

No perseguir deseos

Tranquiliza el corazón.

Por eso el sabio se gobierna

Vaciando el corazón

Alimentando el espíritu.

Debilitando los deseos

Fortaleciendo el carácter.

Tranquilizando la mente

Aplacando anhelos.

Al no hacer se logra la paz.

—L. T.

Author Angel Voset

Author Angel ©️®️ Voset


Photography by pixabay.com

17 Comments »

Leave a Reply to sercan455 Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: